jueves, 17 de diciembre de 2009

Insomnio.

Cuando llega el insomnio es difícil dejar de pensar en todo lo que quiero que pase, pensar en las cosas buenas o malas que el camino nos tenga preparado, creo que acabo de llegar al país del insomnio, ahí donde las noches parecen lindas tardes grises con un poco de lluvia, esas tardes como la de hoy, como frió en los huesos, con un café en la mano, un cigarro frente a la ventana, solo mirando el punto ciego que la oscuridad deja ver, como cuando sientes que el corazón esta dobla o hay pedazos de el regados por cada parte del colchón, ratos en los que la noche se siente día, un insomnio donde no encuentro ninguna parte de ti, creo que ya lo estoy haciendo parte de mi vida, si traigo un poco de ojeras pero creo que es normal, y mi corazón... esta bien, solo necesita dormir un poco.




No se me olvidan tus piernas
las sigo pensando y no logro dormir
apareciéndose ante mí en cuento cierro los ojos
no se me olvidan tus piernas la imaginación las tiende a repetir
vuelvo y revuelvo la cama donde desperté
y he olvidado como he de volverme a dormir.


8 comentarios:

lenika dijo...

Que bonito el poema

que tal stas?

h cntinuado la historia


espero q t guste

un ebsazo! ;)

Dama Blanca dijo...

Precioso el poema. Pero eh, la imagen da un poco de grimilla, admítelo jaja

¡Por cierto! Me encanta la nueva imagen de cabecera.
Invierno, invierno... <3

Saii dijo...

esa imagen de cabecera sta super!
:)

aaaaaaah el insomnio es horrible :S

lo que pusiste abajo del ojo sta increible pues!

débora carrasco(: dijo...

Mi corazon tambien necesitaaa dormirrr=(

un saludO
i kee andees muy bien...

MarayHada dijo...

¡Bienvenido al mundo del insomnio!
en este lugar yo también paso algunos ratitos de soledad silenciosa...

Mª JOSE dijo...

hola he escubierto tu pagina y lo poco que he leido me a gustado, epero poder leer mas
un beso

Daniela dijo...

Hola Gustavo,

es cierto que el insomnio es un estado en el que se entra y ya luego no es tan fácil salir; uno se da cuenta de las cosas más intensamente pero, a la vez, éstas parecen más lejanas. Es algo raro. Por fortuna hace mucho que no lo experimento, tal vez porque soy mujer y ya superé los 25 años.

"[...] y mi corazón... esta bien, solo necesita dormir un poco."

Esta frase me gustó mucho. Es muy linda.

Y tu nueva foto me gustó también. No sabía que eras juventino. Yo vivo exactamente enfrente del estadio y se oye todo. Aunque lo mejor de esa foto no es la playera, sino la luz.

¡Un abrazo fuerte!

Bourgeois Boheme dijo...

Me encanta ese último párrafo.