miércoles, 12 de diciembre de 2012

Algunas veces quisiera librarme de la soledad y el dolor... pero ya nos hicimos buenos amigos.

1 comentario:

Helen dijo...

La soledad es una maldita seductora.

Gracias por siempre visitarme, querido.